​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​La Trampa

Empezamos por una historia un tanto cruda, que pinta demasiado interesante, sobre un hombre que mantiene en cautiverio a tres ladrones en un cobertizo (al que llegaron por su propia cuenta al intentar un robo y ser perseguidos por la justicia) en el que no solo reposan diversos cadáveres de perros que fueron destinados a peleas clandestinas, sino que están custodiados por un can de alta categoría en batalla que permanece vivito y coleando.Las actuaciones de los protagonistas, sobra decir, no son lo que quisiéramos, van de un lado a otro con manierismos poco atractivos y diálogos que parecen rimas y juegos de palabras que habría armado un Dr. Seuss para adultos en medio de un periodo de confusión e incongruencia. ​