​Batman y Harley Quinn

“Los fanáticos de la historieta somos personas complicadas, muy difíciles. No estamos felices con casi ninguna adaptación que se haga de nuestros personajes favoritos fuera del medio que lo vio nacer. Casi siempre corremos a quejarnos a internet cuando en las películas cambian algún detalle del origen de un personaje y, extrañamente, la cosa se pone peor cuando los directores no hacen cambio alguno a la historia o los personajes. “¿Para qué hizo entonces la película si eso ya está en los cómics?”, solemos decir.