Ah! Megami-Sama!

bromea a que ella debe permanecer con él para siempre. Por desgracia para él, se le concedió su "deseo".De repente Keiichi ahora se encuentra acompañado de esta preciosa y encantadora mujer, situación que lo que hace ser expulsado del dormitorio de hombres que se alojaba. Pero pronto, después de encontrar alojamiento en un templo budista, la relación de Keiichi y Belldandy comienza a florecer.