​​​​​​​​​​​​​​​​Kuroko no Basket Last Game

​El equipo de baloncesto de la Secundaria Teikō se convirtió en el mejor equipo a nivel de secundaria, tras lograr ganar el torneo durante tres años consecutivos. Los integrantes de este equipo son conocidos como la "Generación de los milagros", refiriéndose a cada uno de ellos como prodigios. Después de graduarse de la secundaria, cada integrante fueron a diferentes preparatorias con los mejores equipos de baloncesto. Sin embargo, es sabido por unos pocos de que hubo otro jugador en la Generación de los milagros, el denominado "sexto jugador fantasma